Cinco destellos

Oscuridad. Una bruma espesa que no nos permite ver más allá. Caminos ásperos, aires viciados, sueños deshechos. Un solo planeta, división, guerra, egoísmo. Oscuridad. Cerrar los ojos ante la evidencia. (No pienses en las generaciones futuras). Yo, yo, yo… Oscuridad. Todas estas ideas y realidades forman una nube de conceptos que nos rodean, nos persiguen en los medios, en las actitudes, en los pensamientos. Se alojan, (oscuridad) en las esquinas de nuestra mente y nos entristecen, muchas veces de forma inapreciable, pero efectiva.

Por eso, cuando nos paramos y nos obligamos a buscar otras voces y, sobre todo, cuando las encontramos (afortunadamente, hay muchas y muy buenas, pero en el día a día las silencian otras más estridentes), nos agarramos a ellas como a botes salvavidas.

La voz de Aníbal Bueno en “Culturas olvidadas” es una de esas llamadas honestas a la humildad. Una intensa declaración de amor por el descubrimiento. El deseo de ser espectador y aprendiz, con ese matiz de búsqueda que tanto me ha recordado al documental (que recomiendo), “David Attenborough: Una vida en nuestro planeta”.

Cinco destellos, cinco miradas, cinco rincones remotos que nos hablan del ser humano, de nosotros, de vidas y enfoques de vida diferentes que nos enriquecen, que nos inquietan, que nos perturban.

Añoramos lo que nunca conocimos, y con Aníbal respiramos nombres como Mundari, Korowai, Wamena, País Dogón y se nos revela la magia de Borneo. Cinco destellos en la oscuridad que hacen que levantemos la cabeza del camino polvoriento y sintamos que él nos hace de guía por el arriesgado camino hacia lo desconocido. La aventura de ir sin defensas. La entrega sin barreras. Estar para comprender. Con las manos abiertas y la mirada llena.

Gracias.

Aníbal Bueno es una caja de sorpresas: ingeniero informático, doctor en biología de sistemas, fotógrafo y, sobre todo, viajero. Todo eso revuelto da lugar a una persona con la que viajar es emoción. Ojalá más como él para no dejar que nuestro mundo siga sumiéndose en la oscuridad, que no es más que el olvido.

Foto del libro «Culturas olvidadas», de Aníbal bueno Amorós, extraída de su propia web.
Sin comentarios

Publicar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies