Lo Mejor de la Semana (29 de marzo – 4 de abril de 2020)

En esta sección de Hablando de Ciencia pretendemos dar un repaso a noticias relevantes producidas en los últimos días, a las que por falta de tiempo o personal no hemos podido dar la cobertura que se merecen. Pero eso no es excusa para que no estemos informados de lo que se cuece en este mundo y podamos enterarnos o debatir sobre los últimos descubrimientos y avances científicos. Si además algún lector quiere aportar las suyas, bienvenido será. Puedes utilizar los comentarios o mandarnos un mail a nuestro correo (hablandodeciencia@gmail.com) o en Twitter (@HdCiencia).


Finca Solmark entrevista a Enrique Viguera.

Nuestros antepasados aún trepaban a los árboles incluso cuando ya podían caminar. Un nuevo estudio ha hallado evidencias de escalada regular en huesos de homínidos de hace entre uno y tres millones de años.

Un relato médico de mi propia experiencia. Vicente Baos, médico de familia, es uno de los muchos pacientes a los que la Covid-19 ha puesto contra las cuerdas. Este relato de lo que vivió como ser humano y como médico pretende ayudar a otros a conocer lo que sucede durante esos días.

Recuperado el material biológico más antiguo de un fósil humano. Un equipo científico internacional con destacada participación española analiza las proteínas de un homínido con cerca de un millón de años. Y en la misma línea: Llevamos ADN de una tercera especie humana.

Encuentran los restos de Homo erectus más antiguos conocidos. El hallazgo de varios fragmentos de cráneo de  Homo erectus  y Paranthropus de entre 2,04 y 1,95 millones de años de antigüedad en el yacimiento sudafricano de Drimolen revela que las dos especies fueron contemporáneas de los Australopithecus. Hasta ahora, se pensaba que estos últimos se habían extinguido antes de la aparición de los primeros Homo y Paranthropus en Sudáfrica.

Humanos modernos y neandertales comparten una historia genética entrecruzada, según un nuevo estudio. En los últimos años los científicos han encontrado pruebas de que los humanos modernos y los neandertales comparten un pasado genético entrecruzado. En el curso de la historia humana, estas dos especies de homínidos se habrían cruzado no sólo una vez, sino en múltiples ocasiones.

No, el coronavirus no se ha escapado de un laboratorio. De donde podemos obtener más información sobre el origen del virus es analizando su genoma. A día de hoy ya hay más de 2.600 genomas secuenciados de aislamientos obtenidos de 53 países (ver NextStrain). La cantidad de información es inmensa.

Keas, los loros listos. Se han publicado datos de un experimento realizado en el que se comprobó que son capaces de valorar probabilidades, aspectos físicos como una barrera o incluso sociales.

Un estudio publicado en la revista Nature analiza la replicación del coronavirus en el tracto respiratorio superior y concluye que la concentración de coronavirus en la garganta de pacientes podría explicar la pérdida de olfato. Los investigadores consideran también que los datos del estudio justifican estrategias protectoras como las mascarillas.

Un equipo de la Universidad de Pittsburg anunció los prometedores resultados de la primera vacuna probada en ratones que puede con el coronavirus. La vacuna ha conseguido generar anticuerpos específicos para el SARS-CoV en cantidades consideradas como suficientes para neutralizar el virus. Este estudio cuenta con el añadido de haber sido revisado por pares.

La publicación de la guía de usuario de la Starship de SpaceX es un hito importante en su historia. Implica que este lanzador comercial está listo para ser ofertado en el mercado internacional. Recordemos que este sistema de lanzamiento gigante de dos etapas y totalmente recuperable sería capaz de colocar más de 100 toneladas en órbita baja.

¿De quién es el cielo? El vacío legal sobre el espacio ha permitido que empiecen a proliferar satélites comerciales en órbitas bajas alrededor de la Tierra. Entre ellas destaca Starlink, la constelación de SpaceX que pretende poblar la órbita baja con 12.000 satélites.

El cometa interestelar 2I/Borisov se ha partido en dos. Si bien hasta el 23 de marzo las imágenes del telescopio espacial Hubble mostraban un solo núcleo de brillo interno, ya el 30 de marzo se podía apreciar un núcleo separados en dos durante su acercamiento al Sol.

Sin comentarios

Publicar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies