¿Qué es esto de la paleontología? (2/4) Mucho más que dinosaurios

El colectivo más atraído hacia los dinosaurios son los niños, sin duda alguna. De pequeños, a todos nos encantan los animales, sean reales o fantásticos. Y los dinosaurios se llevan la palma, porque culturalmente representan algo intermedio. Son tan impresionantes como un dragón, pero casi tan palpables como un león. Los juguetes, camisetas, pijamas, mantas, libros y zapatillas con motivos dinosaurianos abundan para los más jóvenes, hasta el punto de que parecen haberse convertido en motivos recurrentes para productos destinados a los niños. Pero detrás de todo esto hay un peligro: que a cualquier cosa con dinosaurios se le pone la etiqueta de «para niños». Así mismo, muchos niños fantasean en su infancia con ser paleontólogo, arqueólogo o astronauta. Sueños que muchos abandonan conforme crecen. Y esto también colabora a esa imagen infantil de la paleontología.
La Paleontología, sin embargo, es mucho más que eso, es una ciencia adulta mucho más complicada que lo que se ve a simple vista y con consecuencias y aplicaciones que van más allá del mundo de las noticias curiosas. La paleontología, como ya hemos visto, es el estudio de la vida del pasado a través de sus fósiles. Por lo tanto, un paleontólogo puede estudiar dinosaurios, mamíferos, peces, ammonites, cangrejos, foraminíferos, helechos, palmeras, pólenes, plancton, estromatolitos, bacterias… ¡toda la diversidad biológica que ha pululado sobre esta roca!
Mucho tiempo ha pasado desde que todos estos fósiles eran catalogados como si de una colección de sellos se tratase. En la actualidad, decenas de técnicas se aplican al estudio de la vida en el pasado. Se realizan estudios morfométricos (para medir el cambio de forma en los seres vivos), histológicos (tejidos fósiles, que pueden ser estudiados al microscopio), moleculares (si, se están secuenciando proteínas de dinosaurios) o biomecánicos (para saber, gracias a la física, si los órganos podían realmente usarse de un modo u otro). Además, muchos fósiles se usan para datar, lo que significa que son tremendamente útiles para la búsqueda de yacimientos de recursos explotables. De hecho, el propio petróleo y el carbón tienen un orígen fosilífero. Con todos estos estudios se pueden rellenar los huecos existentes en la historia evolutiva de la Vida en la Tierra. La mayor «biodiversidad» está en el registro fósil, que concentra cientos de millones de años de evolución, y en él podemos observar las «formas transicionales» entre grupos de animales que hoy vemos como completamente separados. Y estos estudios pueden llegar a cambiar nuestra percepción de los animales actuales: nunca veremos a los pájaros del mismo modo desde que sabemos que son dinosaurios…· Continuará…

Francisco Gascó

7 Comentarios
  • Bitacoras.com
    Publicado el 08:17h, 03 octubre Responder

    Información Bitacoras.com…
    Valora en Bitacoras.com: < Ir a parte 1 · El colectivo más atraído hacia los dinosaurios son los niños, sin duda alguna. De pequeños, a todos nos encantan los animales, sean reales o fantásticos. Y los dinosaurios se llevan la palma, porque cultur…..

  • Scruz
    Publicado el 12:56h, 03 octubre Responder

    Excelente como de costumbre, tengo que admitir que leyéndote se aprecian matices de la paleontología de lo mas interesantes, ¡dan ganas de cambiar de carrera y todo!

  • Cristina Garcia
    Publicado el 14:11h, 03 octubre Responder

    Personalmente creo que nuestros intereses y gustos se determinan en nuestra niñez, y no hay nada más ideal y perfecto que nuestros intereses se conviertan en un futuro en nuestro trabajo, esa es la clave segura del éxito. Por eso es fundamental alimentar las aficiones de nuestros hijos desde siempre.
    Os resumiré brevemente mi experiencia personal que va muy ligada al tema que se trata. Mi hijo mayor se empezó a interesar por los dinosaurios a los 4 años. Su afición era increíble y nos tenía a todos deslumbrados. Se sabía los nombres de más de 100 dinosaurios y sus características. Nos pedía libros y más libros sobre el tema para leer y aprender. Pasó 4 años entusiasmado con el tema y pidiéndonos todo tipo de productos relacionados con los dinosaurios. Ahora se le ha pasado un poco la «fiebre» de los dinosaurios y la ha redireccionado hacia los insectos. ¿Creo que tiene madera de biólogo, no?
    Por eso comprato tu opinión de que la paleontología no son sólo dinosaurios, pero empezar con los dinosaurios es un muy buen comienzo, no?

  • Pak
    Publicado el 06:09h, 04 octubre Responder

    Estoy totalmente de acuerdo. De hecho, esta entrada sólo pretendía ilustrar de un modo sencillo todo lo que puede abarcar la paleontología. De hecho, yo estudio dinosaurios, así que no soy quien para decir que no sean un buen punto de partida 😉
    Un saludo

  • felixdiaz
    Publicado el 18:07h, 01 febrero Responder

    Cuando mi hijo era un niño estaba muy interesado en los dinosaurios. Él y todos sus amigos. Hoy en día tengo entendido que una de sus amiguitas está en Madrid estudiando Paleontología, así que ya tenemos otra «víctima» (es un decir) de los dinosaurios.
    De hecho, a los padres también nos fascinan los dinosaurios, y nos escudamos en los hijos para comprar modelos, juguetes, o para ir a ver la última de Jurassic Park…

  • Pingback:Lo mejor del Carnaval | Hablando de Ciencia | Artículos
    Publicado el 13:44h, 31 agosto Responder

    […] Mucho más que dinosaurios […]

Publicar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies