PHdC 73: tiritas para ampollas y moscas que bailan en círculos

¡Volvemos con una nueva edición de PHdC!

  • ¿Qué tienen de especial las tiritas para ampollas?
  • ¿Por qué hay moscas que danzan en círculos debajo de mi lámpara?

No os preocupéis si vuestra pregunta no se responde inmediatamente. Es posible que esté en cola esperando ser publicada o que sea una pregunta que le esté dando más quebraderos de cabeza de lo normal a nuestros expertos compañeros. Os pedimos paciencia.

Os recuerdo el enlace en donde podéis encontrar las distintas formas de hacernos llegar todas vuestras dudas. ¡Atrévete con todas esas preguntas que nunca te atreviste a hacer o que nadie te supo responder!

¿Qué tienen de especial las tiritas especiales para ampollas?

-Pregunta llegada vía HdC por Ununcuadio-

Básicamente funcionan igual que cualquier tirita, protegiendo la zona herida ante rozaduras y demás. Solo que éstas, además, incorporan en la tirita un gel (hidrocoloide) que aumenta la protección contra los roces del calzado (que son más molestos) y mantiene la herida en un nivel adecuado de humedad que facilita la curación y el movimiento de nutrientes y células a la zona que hay que curar.

El proceso natural sería el formar una costra que haría el trabajo de la ampolla, es decir, proteger la herida de roces o entrada de microorganismos mientras se cura.

 

En mi hogar paterno existía una lámpara de araña de 8 brazos y con bombillas de vela, y en épocas estivales siempre sucedía algo muy curioso: 20 centímetros por debajo de los brazos de la lámpara tres o cuatro moscas hacían círculos siguiendo el perímetro de la lámpara lentamente. Y esta velocidad aumentaba al encender las luces. ¿Por qué las moscas siguen esa trayectoria? ¿Por qué aumenta la velocidad al encender la luz?

-vía HdC por Óscar Herrero-

 

Los ojos compuestos son como varios pirámides de base hexagonal. La luz entra por la base que se denomina faceta y estimula las células fotoreceptoras que se encuentran dentro del osmatidio. Un punto de luz activaría las células fotoreceptoras de varios osmatidios, pero habría unas pocos que recibiesen el máximo de luz y por lo tanto de estímulo.

No tengo respuesta para el comportamiento de las moscas cuando la luz estaba apagada, aunque sí puedo suponer que los cristales de la lámpara reflejaban algo de luz de otro lado y era esta mínima cantidad de luz la que provocaba el movimiento de las moscas. Los ojos compuestos se los insectos son muy útiles para mantener rumbos y desplazarse grandes distancias en búsqueda de alimento o para reproducirse.

Los insectos mantienen, por así decirlo, un rumbo fijando en una de sus facetas (cada uno de los hexágonos que vemos cuando miramos los ojos de los insectos) un punto de luz (el sol, la luna o alguna estrella de alta luminosidad por la noche) ya que el cambio de posición es muy lento, casi inmóvil en comparación con la percepción temporal de los insectos. Si un insecto mantiene una trayectoria rectilínea entre el punto A y el punto B, y damos por hecho que el objeto que produce la luz se encuentra muy alejado, inmóvil y sus rayos de luz son casi paralelos, las células fotoreceptoras que se veían activadas en A serán las mismas que cuando se encuentren en B. El problema que tienen los insectos es que los humanos hemos aprendido a generar luz, por lo tanto, alguno de los objetos luminosos que se encuentran en su viaje (bombillas, fuegos, ciudades…) están muy cerca de ellos, y en su afán de seguir una trayectoria recta terminan siguiendo una trayectoria curva volviendo, en ocasiones, al mismo punto de partida una y otra vez.

Sin comentarios

Publicar comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies